Lo natural siempre vuelve como una nueva tendencia en el cuidado de nuestra piel y nuestro cutis. Con ingredientes que puedes encontrar en tu cocina podrás elaborar estas 5 mascarillas caseras con las que podrás presumir un cutis fresco y terso y sin añadir químicos peligrosos ni gastar mucho dinero.

Las 5 mascarillas caseras que te vamos a presentar contienen ingredientes como frutas frescas, miel y avena que te ayudarán a regenerar la piel de tu cutis, volviéndola suave y de un color brillante con lo que desaparecerá la opacidad y manchas del sol o la edad.

Las 5 mascarillas caseras para tu cutis

Por regla general, estas 5 mascarillas caseras podrás aplicarlas una vez por semana, utilizando frutas de temporada siempre frescas y la debes aplicar por un tiempo aproximado de 15 minutos. Después deberás retirarlas con agua abundante.

Las mascarillas deben prepararse en el mismo momento en que vayas a aplicarlas, y lo ideal es que antes te laves la cara con jabón neutro o de lanolina. Estas son las 5 mascarillas caseras que podrás elegir dependiendo el tipo de cutis que tengas.

Mascarilla de papaya

La papaya contiene papaína, un elemento esencial para que tu piel siempre esté radiante. Necesitarás una rodaja de papaya madura, sin cáscara ni semillas, una cucharada de miel de abejas. Machaca la fruta y mezcla la miel.

Mascarilla de fresas

Cuatro a seis fresas rojas y grandes, una cucharada de miel de abeja. Lava las fresas, machácalas y agrega la miel. Esta mascarilla otorga una tonalidad rosa al cutis después de varias aplicaciones, y debe usarse para piel grasa.

Mascarilla de avena

Media taza de avena, dos cucharadas de miel, dos a tres cucharadas de leche. Mezcla todos los ingredientes hasta lograr una pasta suave. Además puedes utilizarla en áreas ásperas como codos, manos, talones y rodillas. La avena con la leche disminuye las manchas oscuras de la piel.

Mascarilla de aguacate

Esta mascarilla es adecuada para la piel seca. Necesitas medio aguacate hass y sólo debes machacarlo hasta lograr una papilla homogénea, aplicarla sobre el rostro y dejar reposar. Retírala con agua tibia. También puedes utilizarla en tu cabello para lograr brillo, para ello usa un aguacate completo y envuelve tu cabeza en una bolsa de plástico por 30 minutos. Retírala lavando tu pelo como haces normalmente.

Mascarilla de clara de huevo

Después de los 40 años la piel necesita más nutrientes ya que se reseca y varía su tonalidad. Si aplicas una clara de huevo cada semana en tu cutis y lo dejas reposar por 20 minutos se revitalizará. Retira la clara con agua tibia.